Universidad y campos de refugiados. Conectando espacios para la innovación social

El pasado mes de septiembre, Carlos Mataix, director del itdUPM, y Julio Lumbreras, miembro del itdUPM y representante de la UPM para Norteamérica, participaron en la quinta edición de la Conferencia Internacional sobre Desarrollo Sostenible #ICSD2017, celebrada en Nueva York.

En el evento presentaron el artículo académico “UPM campus as a test bed of public policies and social innovation” (PDF), por el que recibimos el premio al mejor paper presentado en el congreso, y “Going beyond rhetoric in building multi-actor environments at universities” (PDF) para explicar cómo el itdUPM se ha ido configurando como espacio privilegiado para la construcción y gestión de alianzas innovadoras entre diferentes actores.

Recogiendo el premio al mejor artículo académico en la #ICSD2017
Diploma al mejor artículo académico en la #ICSD2017

Mataix y Lumbreras explicaron cómo el itdUPM ha logrado provocar y acelerar colaboraciones transformadoras entre disciplinas –más de 200 investigadores de diversas escuelas-,y con otras organizaciones –empresas, administración pública, ONG o instituciones internacionales-.

El ejemplo expuesto en la conferencia, y analizado en el artículo, fue la Alianza Shire, en la que participan tres empresas, dos agencias de desarrollo y una organización internacional.

El itdUPM ha desempeñado un papel clave como facilitador de esta alianza, desarrollando habilidades como la gestión del tiempo, la mediación entre culturas organizacionales diversas, alineamiento de incentivos o construcción de relaciones de confianza.

Y el resultado fue el proyecto piloto (PDF) desarrollado en Adi_Harush, campo de refugiados en el Norte de Etiopía, de extensión de la red eléctrica e instalación de iluminación, con la participación directa de la población refugiada.

El diseño del proyecto piloto partía de unos principios que el itdUPM ya está aplicando en sus procesos de innovación:

  • Foco en la formación práctica, en este caso de la población refugiada (learning by doing)
  • Utilizar la infraestructura del campo como un laboratorio.
  • Crear un banco de pruebas de innovaciones que pueden reaplicarse en otros campos.

La aplicación de estos principios en el proyecto piloto ha llevado a reenmarcar la forma en la que pensamos los campos de refugiados para formularnos las siguientes cuestiones en el desarrollo de la próxima fase de la Alianza Shire:

  • ¿Qué pasaría si pudiésemos extender la idea de laboratorios vivos -living labs- a contextos extremos como son los campos de refugiados?
  • ¿Qué pasaría si pudiésemos cocrear hubs de conocimiento e innovación que puedan extender las soluciones de sostenibilidad en los países de acogida?
  • ¿Y qué pasaría si conectásemos estos hubs en los campos de refugiados con espacios similares en campus universitarios?

One comment

Ricardo Macián Tomás | Reply

Mi enhorabuena por el reconocimiento, mi felicitación a todos los que han colaborado en la Alianza Shire y mi sentimiento de orgullo por haber sido uno de los colaboradores

Responder