Plataformas que activan la innovación. Un nuevo enfoque para la Cooperación al Desarrollo

El pasado jueves 13 de diciembre, desde el itdUPM y junto con la Fundación Bancaria “la Caixa” presentamos la publicación Plataformas que activan la innovación: un nuevo enfoque para la cooperación internacional al desarrollo, basado en el programa Work 4 Progress que esta fundación desarrolla desde 2016.

La publicación recoge en siete capítulos el cuerpo teórico-práctico de este programa, que tiene el objetivo de crear empleo sostenible y de calidad entre mujeres y jóvenes de tres países: la India, Mozambique y Perú.
Para ello, el programa aplica un nuevo enfoque de innovación social a la cooperación internacional, además de experimentar con nuevas herramientas y reforzar el impacto.

Pie de foto: De izquierda a derecha: Dmitri Belan, del Istanbul Regional Hub on innovation and governance; Ariadna Bardolet, Directora de Programas Internacionales de la Fundación Bancaria “la Caixa”; Gorka Espiau, Profesor Visitante 2016-2019 en la McGill University; Carlos Mataix, Director del itdUPM.

“Plataformas de innovación social para el desarrollo”, por Gorka Espiau, profesor visitante de la Universidad McGill (Montreal) y miembro de Agirre Lehendakaria Center

En este capítulo, Gorka Espiau presenta el formato ‘plataforma’ como un espacio para el trabajo multiactor en el que convergen actores diversos que nunca se habían juntado en el antiguo modelo de cooperación internacional.

En este nuevo modelo se incorporan nuevas herramientas de escucha comunitaria, se codiseñan las intervenciones junto a la ciudadanía y se plantea la creación de una metodología colaborativa en lugar de proyectos aislados, con la aspiración de construir un verdadero ecosistema de innovación en el espacio donde se opera.

“Escuchar para promover el cambio social: herramientas transformadoras que impulsan la innovación comunitaria”, por Jayne Engle, directora de Programas en la Fundación McConnell (Canadá) y líder de la iniciativa Cities for People; y Samantha Slade, cofundadora de la consultora internacional Percolab así como de Ecolab, cooperativa de co-working de Montreal.

En este capítulo Jayne y Samantha presentan herramientas concretas de escucha comunitaria y cómo se han aplicado en dos casos concretos de Canadá y Haití.

A través de estos dos casos de estudio, las autoras demuestran cómo el uso de procesos de escucha garantiza que las soluciones finales se adecuen mejor al contexto local y se alineen a las narrativas compartidas subyacentes a las comunidades.

 

“Hacia una organización cocreativa: desde la idea hasta su proyección a escala”, por Christian Bason, director del Dansk Design Center y autor de una serie de libros sobre liderazgo, innovación y diseño en el sector público, incluidos entre ellos: Leading Public Design, Design for Policy y Leading Public Sector.

En este capítulo el autor habla de la cocreación como una herramienta que pretende desarrollar los mejores planteamientos posibles ante cualquier problema, porque implica explícitamente a un amplio abanico de actores interesados, incluyendo a usuarios finales, como ciudadanos o clientes.

Desde su amplia experiencia en el sector público, presenta el caso de cómo se utilizó la cocreación para rediseñar el Dansk Design Center orientándolo al impacto social.

Finalmente, decanta y explica los cuatro principios claves del proceso: exploración de horizontes, codiseño, coproducción y evaluación de impacto.

 

“Desarrollo de ecosistemas propicios para la innovación liderada por las comunidades”, por Roger Warnock, director de Social Nybble y consultor autónomo especializado en emprendimiento, innovación liderada por la comunidad e innovación social de las empresas.

Aquí el autor reflexiona sobre la existencia de un ecosistema comunitario propicio como factor esencial para el éxito de cualquier iniciativa emprendedora y de innovación social.

Un ecosistema comunitario propicio es tanto el conjunto de estructuras de apoyo que los innovadores y emprendedores sociales suelen tener a su disposición, como el apoyo general de la comunidad en la que viven y han decidido crear sus empresas u organizaciones nuevas para impulsar el cambio positivo.

Además, explica cómo las comunidades pueden diseñar ese ecosistema de apoyo que elimina los obstáculos que dificultan la labor de los emprendedores e innovadores sociales en ciernes.

 

“Consideraciones sobre el seguimiento, evaluación y aprendizaje en las plataformas de innovación social”, por Joshua Fisher, director e investigador asociado en The Earth Institute, en la Columbia University.

En este capítulo el autor reflexiona sobre cómo hacer seguimiento y evaluación de impacto de los nuevos ecosistemas de desarrollo, donde los papeles tradicionales de financiador, ejecutor, etc. se desdibujan en favor de una mayor horizontalidad y colaboración.

Tras explicar cómo hacer seguimiento, evaluación y aprendizaje con perspectiva compleja, presenta diferentes buenas prácticas y recomendaciones para la evaluación de las plataformas de innovación.

 

“El papel de las organizaciones financiadoras: financiación e impulso de plataformas para los ODS”, por Carlos Mataix, Director del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (itdUPM) y profesor titular del Departamento de Ingeniería de Organización de la ETSI Industriales. Universidad Politécnica de Madrid.

En este último capítulo, el autor reflexiona sobre cómo se puede financiar la infraestructura social y tecnológica para que las alianzas multiactor que subyacen al trabajo en plataformas se hagan realidad y juntos podamos cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados en la ONU en 2015.

A través de casos de estudio concretos, demuestra que el enfoque de plataformas obliga a cambios culturales importantes en las organizaciones financiadoras porque las lleva a desarrollar el arte de la gestión de ecosistemas y redes. Un arte que, cuando se logra, solo produce «círculos virtuosos».

 

La publicación se puede descargar aquí

Responder