¿Qué comemos? Alimentación sostenible y cambio climático

El pasado 15 de abril, el Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con el itdUPM, organizó un webinar sobre alimentación sostenible y cambio climático, en el marco del proyecto europeo Food Wave.

El evento comenzó tratando de responder a la pregunta: ¿Por qué hablamos de alimentación sostenible y cambio climático a la vez? Desde el Ayuntamiento de Madrid, el Director General de Sostenibilidad y Control Ambiental, José Amador Fernández Viejo y la Directora General del Instituto Municipal de Consumo, Carmen Rebollo, explicaron cómo la producción, distribución y consumo de alimentos son importantísimas palancas de cambio en las políticas municipales de acción por el clima y, por ello, están impulsando actividades formativas y de concienciación, como el proyecto Food Wave.

Alberto Sanz, profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, hizo un recorrido sobre las evidencias científicas que manifiestan cómo el impacto humano está llevando de manera crítica al planeta a su límite. Destacó que, en 2017, un estudio demostró que el 30% de los gases de efecto invernadero se deben a la agricultura, prueba de cómo impacta este sector de forma directa en los límites planetarios identificados.

Stefanía Amato, de la red europea C40, mostró ejemplos de innovaciones sobre procesos públicos de compra o programas de incentivos para la reducción de los desperdicios alimentarios.

Aitor Sánchez, dietista, nutricionista y autor del blog Mi dieta cojea, planteó cómo podemos cambiar nuestra alimentación para que resulte más sostenible sin afectar nuestra salud. Abogó por aumentar los vegetales y los cereales en nuestra alimentación, así como el agua frente a otras bebidas, al mismo tiempo que reducir los alimentos procesados y el consumo de carne en general. Por último, propuso dar prioridad a la proteína vegetal frente a la animal, porque la fuente proteica es la clave.

Verónica Hernández-Jimenez y Gisella Olivares, mostraron algunas de las acciones que llevan a cabo en el Observatorio para una Cultura del Territorio, como el proyecto piloto de menús sostenibles en comedores universitarios realizado en la Universidad Politécnica de Madrid, que conecta los productores de proximidad de la Red Natura 2000 con los cocineros del comedor, profesorado y estudiantes.

De la mano de Talma Alba conocimos el trabajo de la Red de Huertos Comunitarios Urbanos de Madrid basado en 3 principios: autogestión, agroecología e inclusión, y huertos abiertos a todos y todas. Así, ofrecen producción de alimentos y formación sobre cultivos, además de ser espacios de inclusión en el barrio.

José Luis Cruz explicó el proyecto impulsado desde el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural (IMIDRA) en canales cortos de comercialización, que fomenta que sólo haya un intermediario entre quien produce los alimentos y quien los consume.

El chef Nicolás Román llamó nuestra atención sobre la importancia de tener buen trato con los proveedores de alimentos, para poder comprar productos de proximidad y compostar los restos de alimentos, como hacen en el propio restaurante, para devolvérselo al agricultor. Román puso en valor la sopa como plato que nos permite de un modo fácil utilizar varios alimentos a la vez cuando estén cerca de pasarse.

Finalmente, Ivanka Puigdueta, investigadora en iCATALIST, mostró la utilidad de una calculadora ambiental que nos permite calcular la huella de carbono de nuestras listas de la compra, realizada en el marco del proyecto FooDTURAMA.

Ver vídeo íntegro de la sesión
Qué comemos

Responder