Clean Cities ClimAccelerator ya está trabajando con 32 start-ups para la neutralidad climática urbana

El pasado mes de abril anunciábamos el lanzamiento de Clean Cities ClimAccelerator, una aceleradora que nacía con el objetivo apoyar a 30 start-ups centradas en la lucha contra el cambio climático en ciudades y de conectar el ecosistema emprendedor europeo con un programa de transformación urbana a gran escala como el Deep Demonstration in Clean and Healthy Cities de EIT Climate-KIC.

El proceso de aceleración ya ha pasado el momento de selección de start-ups y se encuentra actualmente en su siguiente etapa. En este sentido, la Universidad Politécnica de Madrid e Impact Hub Viena, junto con la colaboración de EIT Climate-KIC han seleccionado un total de 32 start-ups, que serán apoyadas con más de 400.000 euros de financiación.

A partir de ahora habrá tres fases para las start-ups seleccionadas: validación, colaboración e impacto.

La etapa de validación se centra en ayudar a las start-ups a perfeccionar su propuesta de valor y su modelo de negocio. Durante la segunda fase tendrán que enfrentarse a problemas reales mientras siguen desarrollando su prueba de concepto en colaboración con stakeholders claves en neutralidad climática en ciudades como ayuntamientos o corporates. Al final del proceso, las start-ups estarán listas para presentar sus propuestas ante inversores y clientes.

Actualmente está en marcha la fase 1 del Clean Cities ClimAccelerator, y se está trabajando en el perfeccionamiento de la propuesta de valor y del modelo de negocio de las 32 start-ups seleccionadas, que se centran en temas climáticos críticos que afectan a la mayoría de las ciudades europeas:

  • Rehabilitación comunitaria / renovación de distritos: rehabilitación de edificios para hacerlos más eficientes energéticamente y resistan mejor a las temperaturas extremas inducidas por el cambio climático, al tiempo que se mejoran las comodidades y servicios para sus ocupantes.
  • Espacios verdes, resiliencia climática y sistemas de adaptación urbana: invertir en la naturaleza puede ayudar a afrontar los riesgos climáticos, reforzar la salud pública y mejorar la vida comunitaria.
  • Movilidad, logística y espacios públicos: construcción de infraestructuras sostenibles (tanto física como digital) que respalde soluciones de movilidad innovadoras.
  • Sistemas de energía renovable: desarrollo de comunidades energéticas para el despliegue de soluciones descentralizadas de energía renovable.
  • Sistemas de información y datos: gestión de datos para la descarbonización y aplicación de metodologías y herramientas para la evaluación de la absorción de carbono.

Por qué una aceleradora climática europea para el cambio sistémico en las ciudades

En una carrera a contrarreloj, las ciudades europeas tienen la misión de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2030. Y es que, aunque solo suponen el 2% de la superficie terrestre, las ciudades consumen el 78% de la energía mundial y producen más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Reducir el carbono a esta escala global supone un reto enorme pero necesario para los ciudadanos, ayuntamientos y gobiernos locales.

Para impulsar la resiliencia climática, las ciudades deben trabajar intensamente para incorporar energía limpia, soluciones de economía circular y basadas en la naturaleza, así como nuevas propuestas de agricultura urbana. Las 100 Ciudades Climáticamente Neutrales para 2030 ya han puesto en marcha estos cambios, aprovechando las sinergias de las transformaciones verdes y digitales de Europa, con el fin de dar el paso hacia una nueva era de innovación, experimentación y aprendizaje.

Sin embargo, el mayor obstáculo para la transición hacia las emisiones cero no es la falta de soluciones para la lucha contra el cambio climático, sino la capacidad de aplicarlas a gran escala.

La transformación de los sistemas urbanos va a requerir de una gran cantidad de recursos, ideas y liderazgo para que el cambio que se produzca esté en sintonía con la ambición marcada. Para ello, además será necesario aumentar la innovación e inversión en sistemas claves de las ciudades.

Si incorporamos la innovación en los medios de transporte, los edificios, la producción de electricidad y los residuos se podría reducir hasta el 64% de las emisiones de C02 de aquí a 2030; pero el desarrollo de estas estructuras tan complejas debe estar conectada con el mercado a través de nuevos modelos de negocio.

Las start-ups del sector de la sostenibilidad tienen la capacidad de catalizar la rápida descarbonización e impulsar la adaptación y resiliencia al clima. Sin embargo, escalar estas soluciones es otra historia. Las aceleradoras como Clean Cities ClimAccelerator podrían ser la clave para aquellas ciudades que intentan hacer realidad sus planes de acción climática.

La innovación impulsada por la oferta no ha logrado la transformación prometida, ya que las start-ups tienen dificultades para llevar sus soluciones al mercado y conectarlas con el resto del sistema. Para lograr un futuro neutro para el clima, es fundamental crear planes de innovación y cambios de mentalidad“, comenta Elisa Navarro, senior advisor de la Universidad Politécnica de Madrid y coordinadora del programa Clean Cities ClimAccelerator.

El programa ClimAccelerator del EIT Climate-KIC ofrece a las start-ups un espacio para innovar, catalizar y escalar el potencial de sus soluciones para el clima. Al crear cambios en los sistemas a través del emprendimiento y la aceleración, Clean Cities ClimAccelerator apoya a los ayuntamientos y a los actores implicados en las ciudades para dar forma a una aproximación sistémica con la que abordar el cambio climático, centrándose en los beneficios que puede proporcionar a la población local.

Esta aceleradora cataliza la innovación y la colaboración mediante ‘Deep Demonstrations’”. Para las ciudades, es un modelo de innovación y experimentación centrado en soluciones innovadoras para la neutralidad climática”, comenta Elisa Navarro.

Para lograr que se produzca la transición sistémica en las ciudades es necesario que participen todos los actores clave implicados y que estén dispuestos a codiseñar y experimentar con todo tipo de acciones para conseguirlo. Para ello, cuenta con los Ayuntamientos de Madrid y Viena como principales challenge owners y como socios estratégicos a Ferrovial, Madrid Nuevo Norte y ZubiLabs & La Pinada en el ecosistema español, y a Wien Energie, Wiener Linien, Wiener Lokalbahnen, Wiener Wohnen y Austria Wirtschafts Service entre otros, en el austríaco.

Para más información sobre este proceso de aceleración de startups, consulta https://www.cleancities.network/.

Responder