acercar ODS a la ciudadanía

Acercando los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la ciudadanía

El director del Máster en Estrategias y Tecnologías para el Desarrollo por parte de la Univ. Complutense, José Antonio Alonso, y la investigadora del centro internacional de investigación CIDOB, Anna Ayuso, presentan el informe “Acercar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la Ciudadanía: El compromiso de Europa con la Agenda 2030″.

Este informe analiza cómo se pueden incorporar los diferentes actores en el compromiso conjunto que requiere la implementación de los ODS.

“Transcurrido más de un año de su aprobación por parte de 193 países, nos enfrentamos a un periodo de incertidumbre sobre la solidez del compromiso de los dirigentes de algunos países”, señalan los autores.

Por ello, es necesario poner en marcha una estrategia que logre el apoyo de la sociedad sea esencial para que los ODS se conviertan en una realidad en 2030.

El informe se estructura en los siguientes temas: desarrollo de políticas públicas que den viabilidad a la Agenda 2030, la lucha contra la desigualdad (ODS 10), el acceso universal a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna (ODS 7), el rol del sector privado en la Agenda 2030, la participación en los ODS y la rendición de cuentas en la localización de la Agenda 2030.

Las características diferenciadoras de la Agenda 2030 frente a la Agenda del Milenio (que finalizó en 2015) son según los autores del informe los siguientes:

– Se trata de una agenda comprehensiva e integral, que da cuenta de la complejidad del mundo presente y de la diversidad de necesidades.

– Está orientada a promover la acción colectiva, ya que muchos de los problemas son compartidos.

– Supone una distribución de responsabilidades compartidas entre países, de acuerdo con los recursos y capacidades de cada cual.

– Está articulada en torno al principio de subsidiariedad, para lograr que las decisiones se asuman en el nivel más cercano a las personas.

– Está basada en un ejercicio activo de participación social que inspire y legitime los cambios requeridos en la organización social y en los patrones de producción y consumo.

– Precisa de un esfuerzo continuado de creatividad e innovación para buscar nuevas respuestas a problemas actuales y futuros.

Energía – ODS 7

Los beneficios que se derivan del acceso a la energía son múltiples y han sido demostrados en numerosos casos. Algunos de los beneficios son: mejora de la productividad de las tareas domésticas, incremento del número de horas de estudio, aumento de la seguridad, mejora de la salud, mejora de la calidad de los productos e incremento de la comodidad en los hogares, entre otros.

Los autores del informe señalan que para reducir la pobreza a través del aumento del suministro de electricidad, es necesario que se den cuatro factores:

1. La orientación del servicio eléctrico hacia los pobres. La despolitización de los servicios públicos y la viabilidad financiera son dos retos a los que hay que hacer frente para hacer llegar la electricidad a las zonas alejadas de la red, con poca densidad de población y de bajos ingresos.

2. La conexión a la red (o a minirred) o la compra de sistemas autónomos por parte de los pobres cuando estas posibilidades estén a su alcance. La electricidad puede suponer un ahorro de dinero para los hogares, sin embargo, la inasequibilidad de los costes iniciales hace que los índices de conexión sean bajos incluso cuando hay posibilidad de conexión.

3. El consumo suficiente de electricidad. El uso de electricidad para actividades productivas, en los sectores agrícola, industrial o servicios produce un impacto positivo tanto para los hogares, que pueden aumentar sus ingresos, como para la sostenibilidad financiera de los proyectos de suministro eléctrico.

4. La redistribución del crecimiento económico habilitado. Es importante que el crecimiento económico que se deriva del aumento del suministro, el acceso y la fiabilidad de la electricidad repercuta positivamente en otras actividades y no solo en el aumento de la demanda de electricidad (causalidad inversa o endogeneidad).

Sector Privado

Uno de los grandes diferenciales de la Agenda 2030 respecto de la anterior agenda de desarrollo, es la vinculación de los ODS con el papel del sector privado. Los autores del informe analizan las posibles funciones de los diferentes sectores privados en el contexto de la Agenda 2030 y algunos de los obstáculos a que se enfrenta la mayor participación del sector privado para el desarrollo.

Entre las numerosas preguntas sobre las que se reflexiona, destacan dos especialmente. La primera está relacionada con cómo promover una mayor actividad del sector privado. Dicha actividad puede canalizarse a través de tres agendas políticas: el desarrollo del sector privado, la financiación del sector privado para el desarrollo y la inversión privada para el desarrollo.

La segunda cuestión está relacionada con cómo promover un mejor comportamiento del sector privado. Esto hace referencia a cómo configurar la conducta de la empresa para garantizar el mantenimiento de las normas sociales y ambientales.

Informe PDF

Leave a reply

Your email address will not be published.