Campus Iberdrola: Alianzas para el Desarrollo Sostenible

ods_iberdrola2

El 18 de octubre de 2016, el Campus de Iberdrola inauguró su auditorio con una jornada de formación abierta a todos sus empleados y a los alumnos del Máster en Estrategias y Tecnologías para el Desarrollo.

El objetivo era realizar un recorrido sobre los desafíos a los que nos enfrentamos -cambio climático, consumo insostenible, aumento de la desigualdad…-, cómo las alianzas pueden abordar estos retos y qué puede aportar el sector privado en estas alianzas.

En la jornada participaron Carlos Mataix, director del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo (itdUPM), Leda Stott, experta internacional en Alianzas Multiactor y también miembro del itdUPM, y Agustín Delgado, director de Innovación, Sostenibilidad y Calidad de Iberdrola.

Al comienzo, se proyectó el siguiente vídeo en el que Naciones Unidas presenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados en septiembre de 2015, y que constituye un auténtico plan estratégico para los próximos 15 años, plasmado en 17 objetivos y en los que se que ha tenido muy en cuenta a las instituciones privadas.

eda Stott impartió, a continuación, una conferencia en la que, partiendo de los desafíos a los que nos enfrentamos -cambio climático, consumo insostenible, aumento de la desigualdad…- señaló cómo las alianzas pueden abordar estos retos y qué puede aportar el sector privado en estas alianzas.

El papel del sector privado en los ODS

La conferencia de Leda Stott comenzó con el cambio que supone la llegada de la Agenda 2030, en la que los anteriores Objetivos del Milenio (ODM) quedan definitivamente relevados.

Los ODM supusieron sin duda grandes avances en temas como la reducción a la mitad de la pobreza extrema, la mejora de la participación política de la mujer o la mejora del acceso a la educación, entre otros.

Sin embargo, quince años más tarde de la aprobación de estos objetivos, “la visión del mundo es diferente y los desafíos a los que nos enfrentamos también han variado”, señala Stott.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) suprimen la clasificación que subyacía en los ODM entre países desarrollados y países en desarrollo.

Ahora ya no existe un Norte y un Sur (un “ellos-nosotros”) sino que todos somos países en desarrollo en busca de la sostenibilidad y para lograrlo se requiere de la movilización de todas las personas.

En cuanto a los desafíos a los que nos enfrentamos, Leda Stott destacó como primordiales el cambio climático, el consumo a ritmos insostenibles de los recursos, el crecimiento poblacional y el aumento de la brecha entre el nivel de vida de ricos y pobres.

Estos desafíos complejos, porque dependen de muchos factores, requieren de la búsqueda de soluciones también complejas, con enfoques más amplios e innovadores, y con un grado de colaboración mayor.

Por ello, tiene sentido que uno de los elementos esenciales de los ODS sean las alianzas, que se especifican en el nº 17 de los ODS: “Alianzas para lograr los objetivos”.

Las alianzas integran a actores de diferentes contextos que buscan trabajar conjuntamente para alcanzar un objetivo común. Un actor que ha ganado mucho protagonismo y aparece en la Agenda 2030 como primordial para la consecución de la misma es el sector privado.

Jornada

Carlos Mataix, Leda Stott y Agustín Delgado en la jornada del Campus Iberdrola

Como destaca Leda Stott, el sector privado puede aportar a las alianzas para el desarrollo sostenible:

  • Bienes, servicios y empleo
  • Enfoques innovadores
  • Mayor número de recursos
  • Nuevos y más dinámicos canales de participación

Además, el sector privado puede ver en las alianzas los siguientes incentivos:

  • Adquisición de mejor reputación y una mayor “licencia para operar”
  • Desarrollo de mejores relaciones con el gobierno y con otros grupos de interés (stakeholders)
  • Adquisición de nuevos contactos expertos en desarrollo
  • Posicionamiento ante nuevas oportunidades de mercado
  • Retención y capacitación de sus empleados
  • Fomento de la innovación